12/09/2010

COMUNICACIÓN / COMMUNIQUÉ (esp./ fr.)


HOMENAJE AL DISTINGUIDO POETA ECUATORIANO
HORACIO  HIDROVO  PEÑAHERRERA




1 comentario:

  1. Muy justo Cecilia tu homenaje al maestro, doy fe de su aprecio a ti y como estuvo de feliz que pudieras ayudarle a terminar su obra la montana traducida al francés. Pensaba antes de septiembre estar en Canadá para saludarlos allí en el centro Guayasamin con Marcelo Ortiz. La mirada y la ternura del verso de nuestro poeta, nos habitará siempre.
    Yo quiero compartir en tu blog el poema que escucho en nombre de quienes lo acompañabamos en sus suenos después del homenaje que le hiciera nuestro presidente Correa.


    A Horacio Hidrovo Peñaherrera

    Hermano que se remonta a través del arcoíris de una nueva alianza (mrd)

    Maestro tú
    Que descubrí a mis diez y seis
    Bondad y Coraje
    Humildad e identidad
    vocación de maestro,
    poeta que bajaste del Olimpo
    a encaminar mi soñar
    esculpido paso a paso:
    recogido Chimborazo
    Montecristi
    Pichincha
    Trujillo
    Baires
    Machupichu
    Habana.

    Cátedra de barro y mar
    Sapiencia de verso blanco
    Pote tertulia tierra
    Canto, folclor y libros
    A pie, a caballo
    Guitarra, poema y vino

    Calcinaste mis flaquezas
    prolongaste mis trazos.
    Y nacieron mis versos
    te aplaudí en lejanas tierras
    me hiciste crecer en el rio verde de tu poesía

    Siembras el alma y la memoria
    Y… la vida va viene
    a fuego y saudades
    bates las aguas
    agitas al propio viento
    no pierdes el camino
    y las palabras,
    tus palabras quiméricas
    siempre vigentes.
    Maestro que sueña: Urano Saturno Astro
    voz que agrieta las ventanas
    Vena del corpulento ceibo
    Fiel a las migas del pan de agua campesina
    bálsamo para alivio de nuevas generaciones
    lira que suena en la brisa de distantes mares
    desde donde nos llegan tus versos
    cual puñado de remembranzas.

    Pedazo de coral
    canica Santanense que salta como pulpo
    y esculpe la otra montaña
    _la que dejaste y a la que vuelves_
    sujeto a tu silbido hasta Sasay
    antorcha ecuatorial
    vida y arte en claroscuros
    paz y silencio de siesta imperturbable
    bardo que paseas en tren y hacia las nubes
    unicornio sempiterno

    Mereces la sonrisa y los abrazos
    matices de flor y el universo
    y ese imperecedero palpito de todos tus pájaros

    Conquistador de lides nacionales
    despojado de fastuosidades

    compartes amor, alegría y saber
    conquistas todos los cerros
    con alforjas repletas de tu pueblo

    Ternura y fraternidad
    Patria y tradición
    Orden… y caos sosegado,
    Informalidad absoluta

    Mesiánico de la poesía
    ¡Gracias por tus pasos!
    Siempre llegan oportunos
    Como lluvia de campanas
    al momento de la oración.


    ¿Escribiste para salvarte o para salvarnos?
    Horacio…¡Dímelo tú!


    Damia Mendoza Zambrano
    Septiembre 2010

    ResponderEliminar

Muchas gracias a todos los Quijotes y Dulcineas por dejarme vuestros comentarios. Perdonen si no puedo responderles individualmente pero quiero que sepan que cada uno me deja un átomo radiante de luz que nutre a mi alma.
Ceciely