11/01/2011

VEINTE AÑOS

01/11/11

VEINTE AÑOS



Eran veinte primaveras. Veinte libélulas
Todas aladas...Todas plateadas
Envueltas en tules en su vuelo nupcial.

Eran veinte primaveras. Floridas quimeras
Altivas gacelas. Luciérnagas quedas
Frágiles...alternas. Encendiendo fuegos.

Eran veinte primaveras esparcidas en tus dedos
Incrustadas en tus huesos. Acunadas en tus ojos.
Tus raíces se extendieron en mis valles solitarios
Llegando hasta mis lares con destellos de esmeraldas.

Y eran los mismos poros
Que se hablaban en la silenciosa cuenca de dos manos
Fundiéndose en la misma lumbre.
Y eran los mismos pasos sintiendo alborozados
El calor del beton. Chasqueando con bríos
Nuestro iluso avenir.

La distancia te ha acercado
Aún más a mis playas sedientas de puerto
Y sin ser marinero llegas al callao
Trayéndome uvas de viñedos frescos
Trayéndome fresas de frescas montañas
Trayéndome mieles de fieles colmenas.

Luego, partes muy quedo sin que yo despierte
Marinero al ancla de mares abiertos
Tu adiós es de muelle
Gaviotas ausentes de cielo y de mar.

Si este amor no hubiera
Conocido aquel furtivo final
Tu recuerdo hubiese muerto
Como semillas sin sol.

Ceciely
Tomado del libro "Murmullos"
Ediciones Girouette bleue"1997

Protected by Copyscape Originality Check


UA-45827102-1

2 comentarios:



  1. Quién no quiere sentirse feliz siempre, y aunque la felicidad parezca a veces inalcanzable debemos luchar por conseguir esos momentos que poblarán nuestros recuerdos y nos ayudarán en momentos de absoluta opacidad.

    Esta semana he estado de viaje y me he demorado sin apenas darme cuenta. Pero hoy tengo el gusto de pasar a saludarte y desearte un magnífico fin de semana!!

    Sin olvidar que la mejor canción es la sonrisa de tus ojos,
    melodía poéticas que mecen mis sueños.

    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar
  2. Gracias María del Carmen…tú siempre tan gentil. Siempre serás bienvenida porque con tus palabras mojas los rosales de mis versos.
    un abrazo

    ResponderEliminar

Muchas gracias a todos los Quijotes y Dulcineas por dejarme vuestros comentarios. Perdonen si no puedo responderles individualmente pero quiero que sepan que cada uno me deja un átomo radiante de luz que nutre a mi alma.
Ceciely