6/17/2012

AL HOMBRE UNIVERSAL (poner sonido)




A   TI ... HOMBRE


Todo lo abarcas tú...todo lo abarcas.

Hombre, nuez de humo y de cristal en tu garganta
Estás hecho de incógnitas, de vientos
Hombre azul sembrador de la esperanza.

¿A dónde elevaste tu clarín y tu palabra de ave?

Hombre lucero, centauro silencioso
Me miras como lejano lucero sin respuestas
Me hablas con tu luz celeste y tus fulgores
Me tocas con tus manos de astro.

Llevas prendidos a tus dedos girasoles rojos.

Hombre celador del Universo
¿En qué caverna forjaron tu barro melodioso?
Fuiste hecho de caracolas marinas
De fulgores de escamas, de sueños oceánicos.

Hombre de nácar y de espumas
Tu murmullo se diluye con las olas
Tu voz muere adentro
En lo más alto del faro que te alumbra.

Deja correr tu corcel de plata
Déjalo pastar sobre mis vellos
Déjalo que respire con mi canto
De ligera perdiz... de piel de tiempo.

Sembrador de la semilla
De la casa y de los sueños
Hombre de muchos sueños y de auroras
Bájate a ésta mi estación de ruiseñores
Y ven a conversar...
Tenemos aún los milagros boreales
Al costado de los sueños.

Y tú, hombre etéreo
¿Acaso naciste del vientre de un gorrión?
¿Acaso naciste con todos los colores marinados del océano?

Hombre de sal y miel...
Creces con todo el alfabeto de las nubes
Creces con los Alpes y con tu alma llanera creces
Creces también con tu niño fragante y silencioso.

No cierres tu ventana
Que el mundo aún se nutre de nostalgias y poemas
El mundo espera el vuelo
De la chispa azul de tu luciérnaga.

A ti, hombre que cantas
Como quien no quiere exhalar sus notas de rocío
Como quien tiene una herida y... gotea amaneceres.

¡Ven! Llega y desembarca
A mi estación de redes y de peces luminosos
Todos los secretos del mar te navegan en silencio.
Quieres contarme el último asombro
Con el ave que te anida y... ¡Silencias!

A ti, hombre de bronce
Tú que tienes el alma de aguas vivas
Tú que brotas silencios interiores
Tú que conversas y lloras con tu niño
Que te aguarda en tus adentros.

Déjame llevarte de la mano al país de los elfos
Donde tú seas patriarca, hermano y ruiseñor que canta.

Hombre que miras el sol y las estrellas
Y prendes a tu pecho la luna y sus murmullos
Me hablas a través de los jilgueros
Y me regalas una rosa escondida siempre entre tus dedos.

Tú que me das el pecho como abrigo
Y te sueñas mariposas blancas en la lengua
Me hablas con el agua de la lluvia
Con tu pena de nieve y tu tristeza
Tu siempre bregar y tu batalla enmudecida!

 Hombre de todas las lenguas
De los trenes y estaciones
De tu último llegar y saludarme siempre
En el lejano andén de la palabra.

Hombre de los recados escondidos
Al final del arco iris
Has cantado hoy con tu sangre que te bulle
¡Has henchido a la mujer del Universo!
A la mitad de la naranja que te habita entre los labios.

¡Déjame darte hoy, un abrazo de alegrías
Y un bouquet de siempre gracias!
A ti... que eres el silencio constante
De la cima... en la montaña.


Ceciely


Protected by Copyscape Originality Check

UA-45827102-1

Afiche publicado por
Ediciones Dulcineas 
          2004

6/08/2012

AMIGO...¡COMPAÑERO MIO!





¡COMPAÑERO MIO!
 A Horacio Hidrovo P. (compañero de versos)

Tú sabes amigo ¡Compañero mio!
Que los que llevamos débil la esperanza
colgada a una soga que cierra y aprieta
y nunca te ahorca
te está permitido abrazar las locuras
de suaves tinturas en las escrituras.

Y entre papel y papel que lancé a la ventisca
una tarde cualquiera desde mi balcón
esparcí mis quimeras en mil pedacitos
y mil golondrinas cual fiel mensajeras
enlazaban mis versos de azul terciopelo
viajando en los aires, surcando los ríos.

Mis fieles viajeras guardaron mis versos
y hoy cuando destellan las luces del siglo
Las mil golondrinas con tímida ausencia,
me traen en sus picos
mis ansias, mis penas
mis trinos, mi ausencia.

Fíjate amigo, ¡Compañero mio!
Que cuando el alma se me pone turbia
me sale de golpe aquel mar estulto 
que todos llevamos... y ¿no sé porqué?

Tú fuiste el primero en salir a mis olas
flotando tus versos, 
abriendo caminos
izando mis velas.

Hoy día navego entre polos perdidos
Gaviota inconforme de estirpes fundidas
Compañero mío! Compañero mío!
Te cuento muy quedo que el día vendrá.

Soltaré mi anclaje en aquel paraje
donde ambos sabemos se parte la tierra
El cielo está firme porque existen los ceibos,
ellos lo sostienen, ellos son sus vigas.

Mas, cuando perezcan por mano asesina
y ya no germine su fruto en la tierra,
el cielo a pedazos, poquito a poquito
se desprenderá.

Ya lo ves amigo ¡Compañero mío!
estas confesiones te sorprenderán, pues,
cuando estuvimos muy cerca, en el mismo paraje
no se me ocurrió contarte cuitas
que hoy… a esta distancia
de nido entrenzado te quiero contar.

Acá no soy ingeniera
ahora soy minera
Cavo túneles en el infinito
no siembro simientes
acarreo silencios en carretas aladas,
también piedras finas que despiden fulgores
de dolores partidos.

He acumulado tesoros 
construyendo imperios
donde el sol es mi padre
y la luna mi cuna.

Y yo sigo aquí porque descubrí
un mundo escondido
un mundo de ensueños
un mundo en el aire
que tú entenderás.

Te pido perdón por hurgar tu calma
pero el mar estulto del cual ya te hablé
bajó su nivel y en la playa inmensa
cabeza del lecho
durmió para siempre
mi dulce despecho
mi inquieto desdén.


Ceciely

Tomado del libro "Murmullos" 
Ediciones  Girouette Bleue-1997 

Protected by Copyscape Originality Check


UA-45827102-1

EDICIONES DULCINEAS - ANTOLOGÍA POÉTICA: "GENERACIONES DE GRACIA"


Un filamento invisible, más veloz que el rayo de luz, viaja como gusanillo indiscreto, comandado desde las altas y supremas esferas de lo incógnito. Se introduce en el espermatozoide o en el óvulo y en su proceso evolutivo se transforma en SER, adquiriendo el ADN. de sus progenitores y el toque de Gracia o soplo divino proveniente del Supremo.

Ambos componentes en un punto exacto del planeta Tierra, se plasmaron en tres generaciones descendentes, en las cuales la inspiración o don de las musas se hizo verbo.

He aquí, el cántico de " Generaciones de Gracia" en el que la inspiración de un grupo de poetas de 3 generaciones, que en un instante latente y cuántico, no era sino imagen, sentimiento, momentum, se ha transformado ahora en codificadas letras...

 La Dirección
Trois Rivieres-Québec-Canada