12/31/2014


A pesar de mi larga ausencia, llego hacia ustedes en estas fechas para transmitirles mis profundos sentimientos.
Un nuevo año no es sino el comienzo de otra etapa de nuestras vidas...
la alegría, el silencio, la tristeza, la ausencia... no son sino estados fugaces del alma...
La verdadera esencia es el Amor y la Amistad incondicional.


Enero con sus gajos de esperanza
borda sueños en el filo de la luna
una estrella va surcando el infinito
se postra mi alma al soplo del arcano.

Ceciely.

Para mis amig@s de Blogger les deseo...
un cúmulo de realizaciones y que vuestros sueños nunca terminen.

Y sonaron las cornetas de la Paz
augurando doce meses imprevistos
vendrá el maná sorteando la alegría
la esperanza, la ilusión, los dulces mimos.

Ceciely


12/22/2014


Con sincera emoción
vengo hacia a vosotros a daros
mi abrazo navideño y rogar porque
la Paz en el mundo sea el pan de cada día
y el Amor sea el cáliz derramado
para fortalecer el espíritu
en los hombre de buena voluntad.

Os comparto una sabia reflexión que creo pertinente en esta fecha... porque el más grande propósito de la Navidad es el DAR.

"Dáis muy poco cuando dáis de lo que poseéis. Cuando dáis algo de vosotros mismos es cuando verdaderamente dáis.
¿Qué son vuestras posesiones sino cosas que acumuláis por miedo a necesitarlas mañana?

Y mañana. ¿qué traerá el mañana al perro que, demasiado precavido, entierra huesos en la arena sin rastros mientras sigue a los peregrinos hacia la ciudad santa? ¿Y qué es el miedo a la necesidad sino la necesidad misma?

Hay quienes dan poco de lo mucho que tienen y lo dan buscando el agradecimiento y su oculto deseo estropea sus regalos.
Y hay quienes poseen poco y lo dan todo.
Son estos los que creen en la vida y en la magnificencia de la vida y su cofre nunca está vacío.

Hay quienes dan con alegría y esa alegría es su compensación. Y hay quienes dan con dolor y ese dolor es su bautismo.
Y hay quienes dan y no conocen el dolor de dar, ni buscan la alegría de dar, ni dan sabiendo de la virtud de dar.

Dan como, en el profundo valle, da el mirto su fragancia al espacio.
A través de las manos de tales seres habla Dios y, desde el fondo de sus ojos El sonríe sobre la tierra.

Es bueno dar algo cuando ha sido pedido, pero es mejor dar sin que nos pidan, comprendiendo.
Y, para la mano abierta, la búsqueda de aquel que recibirá es mayor goce que el mismo dar.

Decís a menudo:"Daría, pero solo al que lo merezca".
Los árboles en vuestro huerto no hablan así, ni tampoco los rebaños de vuestra pradera. Ellos dan para vivir, porque guardar es perecer.

Todo aquel que es digno de recibir sus días y sus noches, merece seguramente, de vosotros todo lo demás.
Y aquél que mereció beber el océano de la vida, merece colmar su copa en vuestro pequeño arroyo.

Y vosotros, los que recibís - y todos recibís -no asumáis el peso de la gratitud, sino queréis colocar un yugo sobre vosotros y sobre quien os da.
Elevaos, más bien, con el dador en su ración, usando sus dones como alas.

Porque exagerar vuestra deuda es poner en duda su generosidad, que tiene el libre corazón de la tierra como madre y a Dios como padre."

Tomado del "Profeta" de Khalil Gibran.